Noticias

Viernes, 26 de Febrero de 2016

Lucha contra la crueldad. La increíble historia de supervivencia de Chi Chi, un labrador con las patas amputadas

Vanguardia Digital/Albert Domènech, Barcelona 25/02/2016

El relato de Chi Chi es de los que terminan felizmente, pero esconde momentos duros y de sufrimiento por los que ningún ser vivo- humano o animal- merecería pasar nunca. Por suerte, una vez más, se ha demostrado que no hay mejor antídoto para la supervivencia que las ganas de vivir. Y la buena noticia es que estas emociones son de las que se contagian. Viajamos a Corea del Sur donde tiene lugar esta estremecedora historia cotidiana que nos tendría que hacer reflexionar a todos.

Chi Chi es un labrador que tuvo la mala suerte de ser elegida para que su carne fuera consumida por el hombre, algo habitual en su país de nacimiento, Corea del Sur, donde este alimento recibe el nombre de gaegogi (también Kaegogi). Una larga tradición cultural que, sin duda, choca con la cultura occidental, y que también tiene sus detractores, hasta el punto de que hoy en día son cada vez menos los ciudadanos que consumen esta carne de perro (de determinadas razas) y, si lo hacen, suele ser por creencias ancestrales. Con este contexto, nuestra protagonista fue una de las elegidas para acabar convertida en gaegogi, por lo que, con dos años de edad, la colgaron durante días por las patas con la intención de que su carne fuera más tierna.

Así quedaron las patas de Chi Chi tras ser colgada para que su carne fuera más tierna

Las heridas que las ataduras produjeron en sus patas fueron, finalmente, tan grandes, que se consideró que su carne ya no era apta para el consumo, por lo que decidieron abandonar a Chi Chi moribunda en el interior de un cubo de basura. La casualidad hizo que un miembro de la asociación Nabiya Proyecto Esperanza Irion la encontrara en la región donde fue abandonada, una zona plagada de masacres para muchos perros y gatos. Tras ver sus ganas por vivir, decidieron trasladarla al hospital. La historia de la perra llegó hasta ARME, una asociación hermana dedicada a rescatar perros de las pruebas de laboratorio. "Las heridas de Chi Chi eran muy profundas, hasta el punto de que en algunas zonas de su cuerpo sólo era hueso lo que se veía", aseguró un miembro de ARME tras estar en contacto con el animal.

Tras ser trasladada al hospital, se decidió amputar sus cuatro patas, ya que era la única manera de poder salvarle la vida. Chi Chi ha quedado bajo la tutela de Nabiya que colabora con ARME para su recuperación. Por ejemplo, se le han fabricado unas prótesis a medida para cada una de sus patas. Una vez supere la dura rehabilitación y se acostumbre a sus nuevas prótesis, la perra hará una breve parada en ARME, en California, antes de ir a su nuevo hogar con una familia de Arizona que se ha interesado en adoptarla.

Su nueva familia, los Howells, tienen otros perros rescatados en condiciones extremas, y están encantados con poderle dar a Chi Chi una nueva vida. Calculan que, tras las últimas supervisiones, la perra llegará a su nuevo hogar durante la segunda semana del mes de marzo. Los cuidadores del animal aseguran que, a pesar de su duro pasado, Chi Chi no ha dejado nunca de dar cariño y afecto a todos los que han estado en contacto con ella. Una conmovedora actitud que, sin lugar a duda, da mucho que pensar.

 

Intranet facultativos

Hospital Veterinario Montjuic Servicio de Urgencias 24 horas.Hospital Veterinario Montjuic ofrece aparcamiento a sus clientes de manera gratuita HVMontjuic ofrece servicio de peluquería y estética para su mascota Tu mascota podrá degustar exquisiteses especiales para ella en nuestra Cagetería Canina Hospital Veterinario Montjuic Tablón de anuncios sobre y para tu mascota Únete a nosotros en Facebook Hospital Veterinari Montjuïc ofrece a sus clientes un seguro de salud Video