Veterinaria

ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR VECTORES

 

Las enfermedades transmitidas por vectores cada vez están más extendidas y la transmisión puede producirse muy rápidamente.

Los más frecuentes son:

 

 

FLEBÓTOMO O MOSQUITOS TRANSMISORES DE LEISHMANIOSIS

 

¿QUÉ ES EL FLEBÓTOMO O MOSQUITO TRANSMISOR DE LA LEISHMANIOSIS?

El flebótomo un tipo de insecto de aspecto similar a un mosquito pero que, a pesar de que muchas veces se le denomine de dicha manera, es realmente un pareciente cercano. Es una especie mucho más pequeña y sigilosa que su famoso pariente y tiene una forma de vida muy diferente.

Mientras que el mosquito común no suele hacer vida durante los meses de invierno o de temperaturas frescas, el flebótomo es un insecto que se ha adaptado a la perfección a nuestro clima. Por lo que podemos encontrarlo durante todo el año.

¿DÓNDE HABITAN?

A los flebótomos, en contraposición con el mosquito común, no les gustan las zonas de aguas estancadas para habitar. En su lugar, escogen espacios oscuros y húmeros, a ser posible con restos orgánico como de escombros o de poda. Usualmente, prefieren los entornos exteriores, pero también puede hacer vida y picar en recintos cerrados, como edificios.

De esta especie, son únicamente las hembras las que se alimentan de sangre y lo hacen durante el proceso de la puesta de sus huevos. Su comportamiento más común es picar, esconderse en un sitio oscuro mientras dijeren la sangre y, luego, volar al exterior para poner los huevos.

Porcentaje de leishmaniosis según zona geográfica  


¿CÓMO PUEDEN LLEGAR A TU PERRO?

Debido a que se trata de insectos que se sienten muy atraídos por la luz y que son capaces de vivir en construcciones humanas, esto hace que sea muy posible que se acerquen a viviendas. De esta manera, pueden llegar a picar a perros sin muchos problemas.

Los ejemplares adultos de flebótomo son muy buenos voladores y gracias al viento pueden desplazarse kilómetros de distancia con gran facilidad. Gracias a ello, pueden aparecer prácticamente de forma permanente en las zonas más cálidas del país, como es el sur o el interior; pero también en las zonas de costa y del norte debido a su mayor humedad. Eso es lo que vuelve a esta especie tan polivalente y peligrosa.

A rangos generales, se considera que existen dos épocas dónde el riesgo de encontrar flebótomos es mayor, estas son durante las noches y atardeceres de octubre y mayo.

 

¿QUÉ DAÑOS PODRÍAN PRODUCIR EN TU PERRO?

Lejos de lo que podría parecer, la picadura de un flebótomo no es verdaderamente problemática para los perros. El daño surge de la enfermedad que pueden transmitir a raíz de ello: la leishmaniosis. Esto se debe a que, con su picadura y mientras se alimenta, el flebótomo puede trasladar en el animal unos parásitos que pasan al torrente sanguíneo. Estos, luego, se asientan en las células y pueden llegar a dañar gravemente el tejido de la zona afectada.

Esta es, no obstante, la explicación más reducida porque la realidad es que las posibles reacciones son muy diversas, como también lo son los órganos que pueden verse afectados. De este modo, la leishmaniosis puede afectar en la piel del perro, produciendo graves lesiones; generar alteraciones en los ojos, artritis, pérdida de peso o fallos graves en órganos importantes como los riñones o el hígado. Además, una vez el animal es infectado con este parásito, se convierte en portador por el resto de su vida. Pudiendo, pues, infectar a otros.

Por todo esto, encontramos que la leishmaniosis es una enfermedad endémica cuyo efecto en España es de alta frecuencia. Debido a las alteraciones en el clima, la vida del flebótomo se ha vuelto más fácil y larga por lo que el peligro de infección en perros es considerable.

¿CÓMO HACERLE FRENTE?

Es importante saber que, por cuestiones climáticas, es muy difícil, en España, uno pueda evitar las zonas dónde habitan los flebótomos. El cambio climático, desde luego, ha ayudado a que este mosquito se extienda cada vez más por el país.

Es por este motivo que la única forma de evitar su picadura, y con ello la infección, es a través del uso de repelentes e insecticidas. Existen pipetas para perros que, aplicándolas cada tres semanas, protegen al animal de la picadura del flebótomo, así como de la infección de su parásito.

 

¿SABÍAS QUÉ...?

La leishmaniosis es lo que se conoce como enfermedad zoonótica. Esto quiere decir que puede afectar también a personas si les pica un mosquito flebótomo infectado con el parasito leishmania. En lo que refiere a humanos, pues, se considera que existen dos reacciones médicas a la leishmaniosis: cutánea y visceral. Y es esta segunda la más virulenta de todos ya que es la que afecta a los órganos vitales. las personas si un flebótomo infectado con Leishmania les pica y les transmite el parásito. Aún y así, la infección y contagio de leishmaniosis entre humanos no es nada frecuente en humanos. Esto se debe principalmente a que, a pesar de todo, no se puede producir un contagio entre personas o entre animales y personas, aunque estén infectados, porque es necesario que sea transmitida por un insecto. 

 

 

ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR GARRRAPATAS (ETG)

 

¿QUÉ SON LAS GARRAPATAS?

Una garrapata es un tipo de arácnido de pequeño tamaño cuya forma de vida consiste en parasitar a otras especies de animales, como pueden ser los perros. Para ello, se dedican a alimentarse de la sangre del animal anfitrión gracias a un apéndice bucal y a unos ganchos que les permiten perforar la piel, agarrarse con mucha fuerza, y sorber la sangre.

Dependiendo de la variante de garrapata y su desarrollo, estos parásitos pueden llegar a medir de apenas unos milímetros hasta un centímetro de largo.

 

¿DÓNDE HABITAN?

Las garrapatas no dependen únicamente de un animal hospedador para poder vivir, si bien es en ellos dónde son capaces de completar su ciclo vital de cuatro fases (huevo, larva, ninfa y adulto). No obstante, en forma de larva, pueden cohabitar entre el animal al que parasitan y el entorno, como bien puede ser hierba, ramas o roca. A pesar de ello, siempre tendrán que regresar al animal, o a otro distinto, para poder alimentarse.

¿CÓMO PUEDEN LLEGAR A TU PERRO?

Las garrapatas son criaturas muy rápidas y ágiles que cuando, en estado larva, habitan entre hierbas y plantas son capaces de saltar rápidamente hacia el primer animal que encuentren cerca. Por eso, la forma más común con la que un perro se puede contagiar es acercándose a unza zona o ambiente infestado de garrapatas.

Debido a que la hierba es uno de los entornos más comunes en los que pueden habitar las garrapatas, los perros de exterior, que disponen de una zona de jardín o parques, son los que están más expuestos a toparse con este parásito.

No obstante, existe una sub-especie de garrapata, la Rhipicephalus sanguineus , que se ha adaptado a vivir también en interiores, como hogares u otros edificios. Esto no solo pone en peligros a los perros que viven en casas o apartamentos, si no que ha hecho que esta garrapata pueda extenderse por todo el país, reproducirse fácilmente y estar presente durante todo el año.

 

¿QUÉ DAÑOS PODRÍAN PRODUCIR EN TU PERRO?

Lesiones cutáneas: Cuando la garrapata se agarra a la piel del animal, como si se anclara, puede producir una leve inflamación. Esta en si no suele ser un problema pero es en el momento de intentar eliminar el parásito que, de no hacerlo correctamente, se puede quedar el aparato bucal enganchado y producir una infección o inflamación mayor.

Anemia: Un perro infestado en extremo por garrapatas puede llegar a perder grandes cantidades de sangre, lo que terminaría por provocarle anemia.

Contagio de alguna enfermedad: Como otros vectores, las garrapatas pueden ser transmisoras de distintas enfermedades graves por vía de su picadura. Algunas de estas enfermedades son:

Enfermedades causadas por protozoos:

Babesiosis o piroplasmosis. Es un tipo de protozoo hemáticos que afecta los glóbulos rojos del ser que contagia. Lo más peligroso de esta enfermedad es que puede pasar muy desapercibida de inicio porque sus primeros síntomas, como apatía o pérdida de hambre, son poco llamativos. Luego puede causar anemia, fiebre y dolor articular, llegando a poner en riesgo la vida del perro.

Enfermedades causadas por bacterias:

Bartonelosis: Existen al menos más de ocho variantes de este tipo de bacteria que pueden ser contagiadas a un perro a través de las garrapatas. La bartonelosis es causante de problemas cardíacos, hepatitis o rinitis.

Borreliosis: Esta bacteria produce la conocida como "Enfermedad de Lyme" que, si bien no tiene síntomas en perros, sí puede ser luego transmitida a las personas. En seres humanos, sus efectos pueden ser muy graves.

Ehrlichiosis y Neoehrlichiosis: Estas dos bacterias se instalan en las células del sistema inmunológico del perro y producen alteraciones que pueden debilitarlo seriamente. Esto puede desencadenar apatía, fiebre, dificultad respiratoria, hemorragia, problemas oculares y hasta también renales.

Anaplasmosis: Se trata de una bacteria que ataca los glóbulos blancos y las plaquetas del animal que infecta, pudiendo provocar también apatía, fiebre y debilidad general. En casos menos comunes, puede llegar a producir leves hemorragias y anemia infecciosa.

Rickettsias: Similar también a las dos anteriores, lo grave de esta bacteria es que tiende a pasar muy desapercibida y, con ello, llega a causar lesiones graves en los órganos del perro infestado.

Enfermedades causadas por virus:

Flavivirus: Este virus es el causante de la encefalitis mediterránea, también conocida como "Infección del Virus del Nilo". Se trata de una enfermedad muy polarizada ya que puede ser casi asintomáticas o convertirse en mortal.

Efectos tóxicos: Finalmente, es importante saber también que la saliva de algunas garrapatas contiene neurotóxicas con efectos de parálisis en los animales infestados.

 

¿CÓMO HACERLES FRENTE?

Como con los flebótomos, la mejor forma de combatir las garrapatas es a través de los repelentes. De esta forma, se puede evitar que se infesten y que piquen a los perros y les transmitan alguna enfermedad.

Por supuesto, también será necesario conocer el origen del contagio para ver que no esté infestado de garrapatas. Por ejemplo, si se trata de un perro de exterior que suele hacer vida en un jardín, deberá ser tratado con insecticidas, limpiarlo de hojas, arrancar las malas hierbas o podar los arbustos. De no ser el caso, el perro puede haber entrado en contacto con las garrapatas durante el paseo, si se suele ir por alguna zona verde. En dicho caso, lo mejor será evitarlas.

 

¿SABÍAS QUÉ...?

Las garrapatas hembra pueden llegar a aumentar el peso hasta ciento veinte veces más tras haber ingerido sangre. Además, son capaces de poner hasta diez mil huevos a lo largo de su vida.

Se considera que existen más de ochocientas cincuenta especies distintas de garrapata. Aunque la que más comúnmente afecta a los perros es la variedad Rhipicephalus sanguineus.

 

 

ENFERMEDADES TRANSMITIDAS POR PULGAS

 

¿QUÉ SON LAS PULGAS?

La pulga es un tipo de insectos pequeño que puede llegar a medir como mucho tres milímetros de largo y suele ser de color marrón. La forma de su cuerpo es plana ya que de este modo puede moverse fácilmente entre el pelo del animal al que parasita. Como las garrapatas, dispone de un aparato buscar diseñado para poder succionar sangre y de unas fuertes patas que le permite saltar de un animal a otro.

Como criaturas parasitarias, la pulga adulta se suele alimentar de la sangre de aves y mamíferos. Por eso, no es bastante común encontrarlas en animales domésticos como perros, gatos o roedores. Además de alimentarse de su anfitrión, la pulga se reproduce también en la piel del ser al que parasita, llegando a poner hasta veinte huevos diarios. Su ciclo biológico tiene cinco etapas: huevo, larva, pupa y pulga adulta.

Existen montones de especies y variantes distintas de pulga en el planeta, pero de entre ellas la más común a encontrar en perros es la Ctenocephalides felis. Si bien su nombre la vincula directamente con los gatos, también puede parasitar en canes y hasta en personas.

¿CÓMO LLEGAN A TU PERRO?

Como se ha dicho, las fuertes patas de las pulgas les permiten saltar de animal a animal, no obstante esa no es la forma más habitual de contagio. La mayoría de las veces, los perros contraen pulgas por acceder a una zona natural infestada de este insecto en su etapa vital juvenil. Dado que los huevos que ponen las pulgas adultas, aunque lo hagan en la piel de su anima hospedador, caen luego al suelo; un perro puede encontrarlos en cualquier parte que cumpla las condiciones ambientales necesarias para que sobrevivan.

Ciclo de vida de la pulga

El ciclo de vida de las pulas es muy rápido, por lo que si no se previene rápidamente, pueden infestar una casa y resultar muy difíciles de erradicar por completo.

 

¿QUÉ DAÑOS PODRÍAN PRODUCIR EN TU PERRO?

Irritación: Pueden provocarla en la piel al moverse por ella y succionar la sangre, lo que también puede generar heridas.

Dermatitis alérgica:  Algunos perros desarrollan reacciones alérgicas con la picadura de las pulgas (DAPP) y el contacto de su saliva. Esto les produce picores y ganas de rascarse o lamerse, la piel se inflama, se generan lesiones y hasta caída del pelo.

Anemia por ingestión de sangre:  En un caso de infestación masiva, el contacto consumo de sangre por parte de las pulgas pueden producir una grave anemia en el perro.

Transmisión de parásitos intestinales:  Las pulgas también pueden transmitir algunos parásitos, entre ellos el Dipylidium caninum, muy común en los perros.

 

¿CÓMO HACERLES FRENTES?

Cómo con las garrapatas, lo más importante es proteger al perro frente a las picaduras de las pulgas, ya que es con eso como pueden desarrollar afecciones y enfermedades. Por ello, es muy importante aplicar un producto repelente, como bien puede ser la pipeta, de forma periódica.

Además, si se detectan pulgas en un perro, es imprescindible no solo tratar al animal sino también revisar su entorno. De esta manera, es recomendable por ejemplo aspirar alfombras, sofás y camas varias veces durante un tiempo, ya que son las zonas dónde más fácilmente pueden esconderse las pulgas.

 

¿SABÍAS QUÉ...?

Las pulgas son capaces de saltar hasta cien veces su altura y las hembras adultas llevan a poner más de dos mil huevos a lo largo de su vida.

 

 

MOSQUITOS

 

¿QUÉ SON LOS MOSQUITOS?

El mosquito es el insecto más famoso de todos, sobre todo para nosotros. Ya que sus picaduras durante los meses cálidos son algo con lo que casi hemos tenido que convivir.

Hay más de 3.500 especies de mosquito en el mundo y casi todas ellas pueden afectar a personas y a animales. Por si eso no fuera suficiente, existen algunas pocas que también pueden actuar como vector de enfermedades muy peligrosas.

Mientras que el macho se alimenta de restos vegetales, son las hembras quienes, como las pulgas y las garrapatas, toman sangre para poder reproducirse.

Si bien el mosquito suele dejar de ser un peligro durante las estaciones frías, los huevos que ponen hibernan y eclosionan con la llegada del calor. Pudiendo, pues, volverse a desarrollar rápidamente para atacar a sus hospedadores.

 

¿CÓMO LLEGAN A TU PERRO?

Las hembras de mosquito suelen poner sus huevos en zonas acuosas como charcos, latas con residuos líquidos, floreros, piscinas, etc. Del mismo modo, la hembra requiere de encontrar un animal al que poder succionar sangre para poder proseguir con su ciclo vital. Es por eso que si se vive en un ambiente con alta humedad, a partir de la llegada de la primavera es muy fácil encontrarse con mosquitos y que estos piquen a los perros.

 

¿QUÉ DAÑOS PODRÍAN PRODUCIR ENTU PERRO?

A rasgos generales, la picadura de mosquito es, en la mayoría de veces, inofensivas. Tienen a producir solo un leve pico si se llega a generar una reacción alérgica a la saliva del insecto. Sin embargo, si el perro se lame o rasca mucho, puede llegar a generarse una infección en la herida.

No obstante, existen especies de mosquitos que son transmisoras de enfermedades como la dirofilariosis, o Enfermedad del Gusano del Corazón, que puede llegar a ser mortal.

 

¿CÓMO HACERLES FRENTES?

  • Evitando acercarse a zonas de aguas estancadas o que estas se formen en el jardín, ya que ahí se concentran los mosquitos.
  • Poniendo mosquiteras en las zonas de descanso del perro.
  • Aplicando repelentes insecticidas de forma periódica.

 

¿SABÍAS QUÉ...?

La dirofilariosis, la enfermedad más común transmitida por mosquitos, se está extendiendo rápido por España.

 

Mapa prevalencia enfermedad gusano del corazón

 

 

 

PIOJO MASTICADOR

 

¿QUÉ ES EL PIOJO MASTICADOR?

El piojo masticador es un insecto que puede medir entre uno y dos milímetros y posee un aparato bucal diseñado para alimentarse de resto epiteliales y secreciones de la piel del animal al que parasita.

Cuando infestan a un perro, pueden ser muy fácilmente visibles entre el pelo del animal si se observan con una buena luz. De lo contrario, también es posible que se observen sus huevos, liendres, que son depositados por las hembras y adheridos al pelo.

El ciclo vital del piojo masticador se realiza al completo en el hospedador al que parasita. Sobre su piel crecen, se reproducen y se alimentan.

 

¿CÓMO LLEGA A TU PERRO?

La forma en la que más fácilmente un perro pueden ser infestado por el piojo masticador es a través del contacto directo con un animal que ya lo esté. Por ejemplo, entre la madre y su camada, o entre perros que compartan camas o cepillos, o en sitios donde haya muchos perros. Si la higiene del lugar no es la adecuada, entonces es más probable que se produzca la transmisión. También es importante notar que este piojo suele afectar habitualmente a ejemplares jóvenes, desnutridos o que sufren enfermedades concurrentes.

Mientras los mosquitos son insectos del verano, el piojo masticador aparece sobre todo en invierno, al ser criaturas que buscan temperaturas bajas y humedad.

 

¿QUÉ DAÑOS PODRÍA PRODUCIR ENTU PERRO?

Como sucede con el piojo común, el principal daño que causa el piojo masticador es picor por su mordida. El perro afectado tenderá a rascarse o morderse ahí dónde les escoza y, con ello, se pueden producir inflamación, caída del pelo, lesiones y heridas que podrían infectarse.

El continuo picor que producen estos parásitos también puede hacer que el perro se encuentre en un estado de inquietud y nerviosismo alto.

Finalmente, el piojo masticador también puede ser transmisor del parásito intestinal Dipylidium caninum.

 

¿CÓMO HACERLE FRENTES?

Tan pronto como se detecte la presencia de piojos en un perro, debe aplicársele un producto desparasitador para eliminarlos. Limpiar las instalaciones donde habita el perro, darle un buen aseo y alimentarlo correctamente son prácticas que pueden ayudar a evitar el contagio. Del mismo modo, emplear repelentes de forma periódica es la única forma de prevenir por completo el contagio de piojos.

 

¿SABÍAS QUÉ...?

Al contrario que en los otros parásitos externos, el piojo masticador es frecuente en los meses fríos.

 

 

MOSCAS DE LOS ESTABLOS

 

¿QUÉ ES LA MOSCA DE LOS ESTABLOS?

La mosca de los establos más habitual en España es la perteneciente a la familia Stomoxys, en concreto la especie Stomoxys calcitrans. Se trata de un insecto parecido a las moscas común pero que se alimenta de sangre.

Al llegar a la edad adulta, pueden alcanzar entre cinco y siete milímetros de largo y se las puede distinguir por las piezas bucales que sobresalen delante de su cabeza. Con ellas se anclan en la piel de su hospedador.

 

¿CÓMO LLEGAN A TU PERRO?

Este tipo de mosca se reproduce en lugares con materia orgánica en descomposición, principalmente vegetales. Por ejemplo, balas de paja o estiércol, por eso que reciban el nombre de mosca de los establos. Las hembras pondrán ahí entre quinientos y mil huevos.

En su etapa adulta, este tipo de mosca puede volar hasta cuarenta kilómetros en busca de alimento. Por lo que pueden alcanzar zonas urbanas que estén próximas. Aún y así, lo más habitual es que se alimenten de ganado así como de animales domésticos que habiten en granjas, y también personas.

Como el resto de moscas, su actividad suele darse en primavera y verano, pero los ejemplares adultos tienen una alta tolerancia al frío por lo que pueden estar presentes todo el año.

 

¿QUÉ DAÑOS PODRÍAN PRODUCIR EN TU PERRO?

Anemia: En caso de que la mosca de los establos ingiera mucha sangre, puede provocar anemia en el hospedador.

Dolor: Como en el resto de vectores, su picadura causa dolor y puede producir nerviosismo y estrés por el escozor.

Dermatitis: A causa del escozor, el perro puede rascarse las picadas. De no ser tratado, puede desencadenar en lesiones cutáneas e infección.

Enfermedades: Cómo en el resto de insectos, esta mosca puede transmitir enfermedades graves.

 

¿CÓMO HACERLES FRENTES?

Lo principal, como siempre, es proteger al perro de la posible picadura empleando un repelente de insectos que actúe sobre la mosca de los establos. A continuación, debe revisarse bien el entorno u hábitat del perro, ya que esa es la zona de contacto. A ser posible, debe evitarse los puntos de atracción como heno, restos de alimento o desperdicios vegetales.

 

 

 

Intranet facultativos

Hospital Veterinario Montjuic Servicio de Urgencias 24 horas.Hospital Veterinario Montjuic ofrece aparcamiento a sus clientes de manera gratuita HVMontjuic ofrece servicio de peluquería y estética para su mascota Tu mascota podrá degustar exquisiteses especiales para ella en nuestra Cagetería Canina Hospital Veterinario Montjuic Tablón de anuncios sobre y para tu mascota Únete a nosotros en Facebook Hospital Veterinari Montjuïc ofrece a sus clientes un seguro de salud Video